Estamos acostumbrados a escuchar el concepto puerta blindada relacionado con una puerta de seguridad, pero

¿está bien empleado este concepto? ¿es una puerta blindada lo que realmente debemos instalar en nuestra casa?

La puerta blindada es una simple estructura de madera o aglomerado con una o dos planchas dehierro o acero intercaladas internamente a la que se la acompaña con una cerradura embutida sin ningún tipo de seguridad.

 

El marco de una puerta blindada es un bastidor de madera que puede a veces puede llevar una pletina pintada de color dorado o color gris plata por donde quedan insertados los pestillos cuando la puerta está cerrada. No son seguros, tal y como mostramos en esta puerta abierta reventada por robo.

 

La puerta blindada es generalmente de madera y lleva unos débiles protectores que pretenden evitar la rotura del cilindro, sin embargo no son para nada seguros ya que no suelen servir para el llamado ataque de los primeros minutos o también lo referenciado a la norma EN 1627 de grado 2. podéis visitar este post en referencia a los protectores que nos encontramos en las diferentes puertas del mercado.

 

Hay que prestar mucha atención a los protectores que tenemos en nuestra puerta, ya que nos encontraremos sistemas que no son los más adecuados. Para poder diferenciar los mal llamados protectores, hay que al menos saber distinguirlos. Prevenir “el ataque de los primeros minutos” es muy importante. Os muestro una foto de lo que no debemos tener en casa o no comprar.

También nos encontraremos con puertas de hierro con cerraduras embutidas del mismo tipo que las blindadas pero que no ofrecen ninguna seguridad en cuanto a la resistencia al ataque de todo tipo de ladrones, son las típicas puertas también llamadas de tipo residencial que más bien sirven para poco ya que con un sencillo destornillador o una mordaza grip se pueden abrir fácilmente sin hacer demasiado ruido.

Ante este tipo de situaciones, lo más razonable es cambiar nuestra puerta de entrada por una puerta acorazada de seguridad. No son recomendables las puertas que se suelen encontrar en las grandes superficies ya que no tienen los componentes de seguridad recomendables ni cumplen con los requisitos necesarios que debe tener una buena puerta de seguridad. Podéis leer éste link para que podáis identificar correctamente una buena puerta acorazada.
Cuidado con lo que compramos. La puertas de pestillos que nos suelen vender en las grandes superficies, no son las más apropiadas ya que se abren relativamente fácil con un gato hidráulico o herramientas separadoras de marco.

 

Join the discussion One Comment

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies